Utilizamos cookies para analizar tu navegacion. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso, más información
portada viajeporindia
hampi y sadu
INICIO Regiones de India Consejos Varios Posibles Rutas Prevención Visados Viaje por Nepal
Alojamiento en India

Ir a Indice de Artículos

UN MURO DE SEPARACIÓN
ENTRE INDIA Y BANGLADESH

Aunque parezca increible se está construyendo una barrera que separará el país de la India con Bangladesh. Esta barrera de tres metros de altura se hará con alambres y ocupará 3.286 kilómetros de frontera. El muro estará a unas 60 millas al este de Calcuta y costará unos 800 millones de euros. Dicen que el propósito de su construcción es deterner la inmigración ilegal, el contrabando y el paso de supuestos terroristas. Se piensa además que de esta manera se apaciguaría a los separatistas assameses que han atacado últimamente a inmigrantes ilegales provenientes de Bangladesh.

Este proyecto ha ocasionado enfrentamientos entre el gobierno de Bangladesh con el de la India, ya que se está construyendo a menos de 150 metros de la frontera entre las dos naciones involucradas, algo prohibido en los tratados de paz de 1974. Además hay ciudadanos indios que se quedarán aislados ya que sus casas se encuentran entre la frontera y el muro. Se calcula que medio millón de personas deben abandonar sus hogares debido a este muro.

Lo cierto es que ha habido intenciones por parte de los dos paises de crear un buen entendimiento entre ellos. De hecho es posible, desde hace tiempo, circular desde la capital de Bangladesh Dhaka a Calcuta, algo que no era posible antes de 1970, debido a las disputas con Pakistán. Hay que recordar que la actual Bangladesh era antes Pakistán Oriental, y que en la guerra de su independencia en 1971 fue ayudado por la India, pero la relación entre estos dos paises se han deteriorado últimamente.

Ese trayecto entre la capital de Bangladesh y Calcuta es posible hacerlo después de pasar por numerosos registros que miran con lupa el equipaje de los pasajeros por si hubiera alguna bomba. No sólo se teme a los islamistas, sino que existe un grupo extremista hindú que está en contra de la entrada masiva de musulmanes a la zona de Calcuta. Además en la frontera india hay familias que se quejan de ser robados en la noche por gente de Bangladesh que pasa la frontera y les roba sus utensilios.

En cambio para otros supone un acercamiento de familias que fueron separadas cuando se realizó la partición en el año 1947, y que ahora siguen siendo bengalíes, con un mismo idioma, pero separados por una frontera. Está llegando tanta emigración clandestina que incluso se está cambiando el perfil religioso de estados como el de Assam o Tripura. En Calcuta es difícil distinguir a un bengalí musulmán de un bangladeshi ya que tienen la misma lengua, los mismos nombres y los mismos rasgos.

La labor de la policía para expulsar a los ilegales supone casi imposible. Son muy típicos los casos de bangladeshies que llegan a la India para solicitar cierto tratamiento médico, pero cuando ya se encuentran recuperados de la enfermedad ya no vuelven a su pais. Datos oficiales afirman que hace una decáda entraban en el país unos 65.000 ilegales al año, y ahora, con los controles, la cifra ha bajado a unos 10.000. Cuando el muro esté acabado serán unos 53.000 soldados los que vigilen esa frontera.

En los últimos años la población de Bangladesh se ha visto obligada a buscar otros lugares donde poder vivir ya que los ciclones, las guerras, las persecuciones religiosas y la carestía de vida no les deja otra opción.

Existen numerosas guerrilas alrededor de la frontera de Bangladesh, e India ha acusado a este país de permitir la existencia de campos de entrenamientos para estas guerrillas, especialmente las que hay en la región India de Assam. Además se ha acusado también a Bangladesh de vender armas y dar refugio a guerrilleros de la zona China que reclaman cierto territorio indio en la zona de Arunachal Pradesh.

Hay un lugar muy estratégico y estrecho que separa la India continental con sus estados de nordeste, el llamado pescuezo de pollo, donde los cuerpos policias ponen más atención. Se ha afirmado que existe tráfico de armas, de explosivos, de narcóticos, de moneda falsa, e incluso de mujeres y niños para su explotación.

India debe ayudar a la población de Bangladesh, ya que si no se llega a acuerdos las tensiones aumentarán. Además económicamente supone un mercado que no quiere perder, y le ha ofrecido un arancel mínimo en las importación y la posibilidad de invertir en la India, algo que todavía no se ha conseguido con Pakistán. Aún así, el contrabando y la emigración alcanza cotas muy altas en esta zona, y es por ello que India construye este muro. Se intenta llegar a un acuerdo y ayudar a Bangladesh para evitar que este país se convierta en la cuna de nuevos extremistas islámicos, tal y como ha ocurrido en otros países como Pakistán. En sentimiento antiindio parece que va disminuyendo pero todavía sigue arraigado en la población.

Existen muchos otros muros como este en el mundo. Ultimamente los más conocidos pueden ser el que se está construyendo entre EEUU y México, y el que está levantando Israel frente a Cisjordania Palestina. Pero debemos acordarnos del muro de Berlín o del muro existente en Ceuta y Melilla al norte de Africa para evitar la entrada de emigrantes a Europa.

También hay muros entre Chipre y Turquía, Arabia y Yemen, Bostwana y Zimbabwe, entre las dos Coreas, India y Pakistán, Tailandia y Malasia, Kirguistán y Uzbekistán, entre la Irlanda católica y la protestante con las llamadas líneas de paz, entre Marruecos y el Frente Polisario. Nos queda del pasado murallas como la ahora turística Muralla China. Se creyó que con la destrucción del muro de Berlín ya no se contruirían más murallas, pero parece ser que el hombre sigue tropezando en la misma piedra. Se hacen estos muros como fronteras más marcadas entre ricos y pobres, en un mundo cada vez más globalizado solo para lo que interesa.

Quiero recordar aquí los 2700 kilómetros de muro que inició Marruecos en los años 80. Este muro fue rodeado con minas. En su construcción robó tierras al Frente Polisario. La población saharaui fue partida quedando unas 260.000 personas en territorio marroquí y 200.000 en la frontera con Argelia, creando serias dificultades para relacionarse entre ellos. ¿Qué hace la comunidad internacional? NADA. ¿Y Marruecos que hace? Envía un escrito condenando el muro que está haciendo Israel. Nadie está libre de pecado, pero podríamos empezar todos por limpiar primero nuestra propia casa. Quizá esa pequeña solidaridad se convierta en un virus que limpie este planeta de tanta hipocresía.

España construyó los muros en Ceuta y Melilla con dinero europeo. Los intentos por cruzarlo han ocasionado muchos muertos por lo que se ha doblado en altura y en vigilancia. España es un país que ha condenado la actuación israelí, pero por otro lado le ha pedido asesoramiento a la compañía que les está costruyendo el muro.


 

 

Otros artículos de interés ...


Copyright © 2019 www.viajeporindia.com. Esta obra tiene contenidos que están
bajo una licencia de CC. Para más información leer las condiciones de uso - Site map
  Facebook twiter youtube Google+ escribeme a: susana@viajeporindia.com