Evita problemas de salud en tu viaje a India

Cuando viajamos nos alejamos de nuestro lugar de confort, de ese lugar donde parece que tenemos todo controlado. Cuando viajamos a lugares relativamente remotos, como India o el sureste asiático, nos movemos en ambientes que no estamos acostumbrados. Encontramos un clima diferente, una gastronomía diferente y nuestra rutina de sueño y comidas se modifican. Nuestro cuerpo se resiente, nos sentimos cansados y pueden aparecer pequeños problemas de salud.

Lo normal es terminar tu viaje sin ninguna dolencia (ya que habrás tomado precauciones), pero muchos viajeros sufren de diarrea, alguna alergia, fiebre y puede que hasta tengan algún traumatismo. Desde aquí insistimos en la precaución. Cualquiera puede torcerse un tobillo, pero seguro que tienes más probabilidades de que te pase si visitas una catarata con sandalias en vez de usar un calzado apropiado. Algo tan simple como esto puede fastidiarte el viaje. A los mosquitos les gusta aparecer al amanecer o al atardecer, así que tu spray anti mosquitos debe estar muy activo a esas horas del día. Y si te gusta mucho la comida picante quizá deberías catarla paulatinamente, las infecciones gastrointestinales están entre las más comunes. Aunque no es lo normal hay que recordar que muchas dolencias surgen cuando el viaje ya ha terminado, como pasa por ejemplo con las fiebres tifoideas o con la malaria.

Como supongo viajas con seguro podrás tener acceso a la atención sanitaria en el país que visites, y en caso de hospitalización no tendrás problema en ser atendido. Pero estos son casos extremos provocados por accidentes o por alguna infección grave, así que para mantener una buena salud general lo más importante es tu cuidado personal. Te recuerdo que si necesitas ser hospitalizado y requieres de algún tipo de operación quirúrgica la factura puede ser desorbitada. Así que no te olvides de tu seguro de viaje, si no llegas a usarlo no es dinero perdido porque la tranquilidad no tiene precio.

Vamos a analizar algunas de las posibles dolencias que podrían surgir en nuestro viaje, de esa forma estaremos más atentos y evitaremos sorpresas.

Nada más llegar a nuestro destino sufriremos el famoso jet lag. Se trata de una descompensación horaria que produce un desequilibrio en nuestro reloj interno. Probablemente nos costará dormir por la noche los primeros días, y durante las horas de luz estaremos bostezando porque tendremos sueño. Si viajamos hacia el este la sensación de jet lag será mayor. Todo esto nos puede provocar fatiga, insomnio, problemas digestivos o irritabilidad entre otras cosas. Se recomienda llevar una dieta saludable antes y durante el viaje, no tomar alcohol ni café, y beber mucha agua para evitar la deshidratación. También es muy útil dormir todo lo posible en el avión. Una vez que llegues a tu destino debes adaptarte al horario local y hacer alguna actividad física ligera durante el día, como caminar.

Comer la comida bien caliente, evitar las bebidas con hielo, lleva un pequeño botiquín y evita las ensaladas

¿Qué tal tu dentadura? Aprovecha la ocasión para hacerte una revisión en el dentista antes de partir de viaje. No hay nada más desagradable que encontrarte en mitad de tu viaje con un dolor de muelas que no te deja hacer nada. Estaría muy bien que te hicieras un chequeo general o un análisis de sangre para confirmar que estás perfectamente. Además esos análisis pueden ser muy útiles si a la vuelta tienes algún problema de salud, ya que te haces nuevos análisis y puedes compararlos.

La diarrea del viajero es un trastorno bastante común entre los viajeros, y suele aparecer durante la primera o segunda semana de estancia. Puede provocarlo el cambio de dieta, un pescado poco cocinado o alguna intolerancia a los lácteos, entre otros. Es muy importante evitar la deshidratación, descansar y comer alimentos fáciles de digerir. Sabes que te estás deshidratando cuando sientes sed, orinas poco y de color oscuro, tienes la piel seca y sientes mareos y cansancio. Ten en cuenta que una simple diarrea puede llegar a ser grave si llegamos a la deshidratación. Si eres propenso a este tipo de trastorno sería útil que llevaras en tu botiquín algún preparado, como el suero oral, que mezclándolo con agua te aporta todas las sales minerales que necesitas. Si no dispones de este suero oral puedes prepararlo tú mismo añadiendo al agua un poco de azúcar, un poquito de sal y un poco de limón. A los dos o tres días debes de notar mejorías. Recuerda beber sólo agua embotellada, evita el hielo en las bebidas, nada de frituras, no consumas ensaladas o vegetales crudos, evita la leche y los helados, come alimentos recién cocinados y bien hechos. Es preferible no tomar alimentos sólidos el primer día y centrarse en sopas o caldos, pasando después al arroz hervido, pan o patata cocida.

Cuando viajamos y probamos platos exóticos pueden surgir ciertas alergias alimentarias. Consumimos productos que pueden provocarnos algún tipo de alergia, algo que puede ocurrir por ejemplo cuando comemos marisco. A veces nos salen sarpullidos en la piel que son provocados por alergias difíciles de descubrir su causa. Para ello son útiles los antihistamínicos, remedios que pueden ser bastante útiles en tu viaje. Pregunta a tu médico el más adecuado y en qué casos puedes usarlos.

La India, y zonas del Sureste asiático, son lugares donde siempre aparecen casos de malaria. Si bien es cierto que la mayoría de los casos surgen entre su población, algunos viajeros se han infectado y han necesitado tratamiento cuando volvieron a su país de origen. Todavía no tenemos la vacuna contra la malaria, y lo que tenemos disponible es un profiláctico que aunque no es 100% efectivo es recomendado en la mayoría de los centros de vacunación. El uso de este profiláctico es un tema muy debatido en los foros de viajes ya que se dice que los efectos secundarios del mismo pueden ser bastante imprevisibles. Lo más importante para evitar la malaria es evitar las picaduras de mosquitos. El mosquito Anopheles es el que transmite esta enfermedad. Hay que ser estricto a la hora de aplicarse la crema o el spray anti mosquitos, sobre todo al amanecer y al atardecer. Y a esas horas del día se recomienda usar camisetas de manga larga y pantalones largos. Hay épocas del año donde hay que tener especial atención, como por ejemplo en época de monzones.

¿Y qué decir de las vacunas? Esto es el eterno debate. Uno de los primeros consejos que te dan cuando vas a hacer un viaje a la India o al Sureste Asiático es visitar algún centro de vacunación. Existen unas directrices y unas formas de actuar dependiendo del país que vas a visitar, y normalmente la lista de vacunas que te dicen que deberías ponerte suele ser bastante amplia. El tema de la vacunación es algo muy personal, y según te vas haciendo más viajero lo vas teniendo más claro. Si éste no es tu caso intenta informarte bien sobre cada vacuna, y ten en cuenta los lugares que vas a visitar. No es lo mismo hacer una ruta turística donde las infraestructuras están bien preparadas que hacer un tour o un trekking por un lugar alejado y en zona rural.

Es muy recomendable que te informes sobre la situación sanitaria del país que vas a visitar antes de partir. Es posible que haya surgido alguna epidemia en alguna zona de ese país.

Debes tener en cuenta que:

  • El primer día del viaje no quieras hacer demasiadas cosas. Relájate y amóldate al nuevo ambiente. Ésta es la mejor manera de superar el jet lag.
  • Infórmate sobre las vacunas recomendadas en cada destino. No te quedes con una sola opinión y conoce un poco sobre las características de cada enfermedad.
  • Lleva un buen repelente de mosquitos. Es muy práctico el pequeño aparato eléctrico anti mosquitos que va en el enchufe de tu habitación.
  • Si viajas a zonas rurales se recomienda que lleves tu propia mosquitera.
  • Un pequeño botiquín puede ser muy útil en un momento determinado. Apenas ocupa sitio y te ofrece cierta tranquilidad.
  • Contrata un seguro de viaje.
  • Conoce la climatología del país que visitas y lleva ropa adecuada a la época que vas.
  • Bebe siempre agua embotellada y evita alimentos crudos como ensaladas.
  • No te olvides de las gafas de sol, no usarlas puede provocar como mínimo dolor de cabeza.

Translate:

Booking.com

Viaje por Tailandia

Viaje por Tailandia

Principal destino del Sureste Asiático

Viaje por Nepal

Viaje por Nepal

Nepal, al pie del Himalaya

Viaje por Guatemala

Viaje por Guatemala

Guatemala, cuna de los Mayas

Viaje por Londres

Viaje por Londres

Londres, hay que verla

Blog de Viajes

Blog de Viajes

Sureste Asiático, India y Nepal

Otros artículos de interés …