FIEBRES TIFOIDEAS: VACUNAS PREVENCIÓN INDIA

Vacuna oral Vivotif

La fiebres tifoideas es una enfermedad infecciosa aguda provocada por una bacteria, la bacteria tifoidea salmonella typhi, y se produce por consumir bebidas y alimentos contaminados. El contagio entre personas es poco frecuente aunque algunas moscas pueden ser transmisoras. Es una enfermedad exclusiva del hombre.

La bacteria se suele encontrar en verduras regadas con aguas fecales, en mariscos que crecen cerca de aguas residuales, en los huevos, leche, derivados lácteos o en algunas carnes. Esta enfermedad es muy común en los países con condiciones higiénico sanitarias deficientes.

El primer síntoma es la pérdida de apetito, dolor de cabeza y estreñimiento, llegando después de unos 3 o 4 días a tener hasta 40 grados de fiebre.

Pueden aparecer sarpullidos rojos en la piel, oscurecimiento de la lengua, úlceras en el paladar, diarrea y haber momentos de perdida de conciencia. Si la enfermedad se complica se puede llegar a tener hemorragias gastrointestinales o problemas cardíacos.



Booking.com

El germen llega por vía digestiva hasta el intestino desde donde a los diez días pasa a la sangre. De ahí se reparte por diversos órganos produciendo fenómenos inflamatorios. Más tarde se eliminarán por las heces.

Para poder tratar la enfermedad es mejor detectarla pronto. Para ello es necesario hacer un análisis de la sangre y de las heces. Se suelen usar antibióticos como la ampicilina o el cotrimoxazol.

Tipos de vacunas para las Fiebres Tifoideas

Existen dos tipos de vacunas para la fiebre tifoidea. Nos pueden ayudar a no contraer la enfermedad pero hay que pensar que una vacuna no es siempre cien por cien eficaz. Tenemos que tomarla cuando nos encontremos sanos. Si estamos padeciendo alguna enfermedad no vacunarse hasta que pase.

Bacteria tifoidea salmonella

 Vacuna administrada por inyección intramuscular. Es una sola dosis que se debe repetir cada tres años si viajamos o vivimos en lugares de riesgo. Esta vacuna puede administrarse conjuntamente con otras vacunas. Utilizar otro músculo para ello.

– Vacuna oral. Tres dosis orales en días alternos que se debe repetir cada 3 años si viajamos o vivimos en lugares de riesgo. Esta vacuna puede administrarse conjuntamente con otras vacunas pero no con todas. Preguntar al médico.

Estas vacunas apenas tienen efectos secundarios. Quizá podamos tener un poco de fiebre, malestar o pequeños vómitos, pero pasarán como mucho en un para de días. Si no es así acudir al médico.

Lo más importante para prevenir esta enfermedad es prestar atención a lo que comemos y bebemos. Informarnos de cómo ha sido conservada la comida que vamos a tomar, si ha sido recién cocinada, sobre todo si se trata de alimentos con huevo o leche. No bañarse en lugares donde se elimine las aguas residuales.

Consejos varios sobre las fiebres tifoideas

Puede parecer repetitivo que siempre se estén dando los mismos consejos, pero quizá a base de repetirlos se nos queden por fin en la mente. Como consejos básicos para su prevención, y para la prevención de otras muchas enfermedades, podemos citar las siguientes:

No tomar bebidas con hielo. 
Evitar los puestos callejeros, a no ser que veamos como preparan la comida al momento. 
Tomar té o infusiones sólo en sitios de confianza. 
Lavar la fruta antes de comerla. Evitar comer fruta ya pelada.
Lavarse las manos antes de comer. 
Atención con la leche o derivados lácteos. La leche tomarla bien caliente y asegurándose de que haya sido antes hervida. 
Evitar consumir verduras u hortalizas crudas. Comerlas siempre cocidas y bien calientes. 
Nada de comer pescado crudo, debe estar hervido al menos 10 minutos. 
Antes de llegar a la India , vacunarse de las fiebres tifoideas si aún no estás vacunado.

Evitar en la India las bebidas con cubitos de hielo, Galant

Evitar el pescado crudo, comerlo siempre bien hecho, Pamela Heywood

A veces las ensaladas limpiadas con agua contaminada puede provocarnos las fiebres tifoideas, catsper

La bacteria se suele encontrar también en el huevo, comerlos siempre bien hecho. Lex in the city

Algunos derivados lácteos como el yogurt pueden esconder la bacteria del tifus. audinou

Otros artículos de interés …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *