RABIA : VACUNAS Y PREVENCIÓN INDIA

La rabia es una enfermedad vírica que afecta a mamíferos, incluido el humano, y es transmitida por la saliva de un animal enfermo que nos muerde. Se dice que comiendo carne animal cruda podemos también infectarnos. El caso es que el virus ataca al sistema nervioso central y si se detecta hay que tratarlo con urgencia ya que puede provocar la muerte en muy pocos días.

Normalmente produce encefalomielitis aguda, el virus viaja desde la herida hasta el cerebro inflamándolo, y puede provocar parálisis o convulsiones extremas entre otros.

Puede que los síntomas no se manifiesten hasta después de un mes de haberse contagiado, pero ya puede ser demasiado tarde, por lo cual hay que tratarla en la mayor brevedad posible desde que hemos estado expuestos, por ejemplo ante una mordedura de un perro o gato.

Cuando esto ocurre hay que lavar la herida muy bien con agua y jabón, y normalmente se aplica una vacuna post exposición. Se recomienda no coser la herida, aunque es una recomendación que se hace en todas las mordeduras de animales.

La única manera que se contagia de persona a persona es por transplante de órganos. Hay que decir que no es necesario que nos muerda el animal, ya que si tenemos una herida abierta y entra en contacto con la saliva infectada, el virus nos ataca igual.

Perro rabioso

Dar especial importancia a las mordeduras de perros que es lo más común, y a zorros, lobos, mofetas, linces o murciélagos. Estos últimos tienen unos pequeños dientes muy afilados que pueden no dejar marca en la piel cuando muerden, así que prestar atención si notamos algo raro con estos animalitos.

Los síntomas para saber que has sido infectado son:

 Fiebre. Normalmente no llega a los 39º aumentando después hasta 40º/42º. 
 Dificultad para respirar y tragar líquidos, llega a tener hidrofobia. 
  Dolor y sensibilidad en el lugar de la mordedura. 
  Babear. 
  Entumecimiento y espasmos musculares. 
  Convulsiones 
  Ansiedad, excitación y estrés. 
  Insensibilidad en alguna parte del cuerpo.

Existe un sistema profiláctico contra la rabia, pero lo más conveniente es intervenir sobre los huéspedes, o sea vacunando a los animales y poco a poco erradicar esta enfermedad de los países. En ningún país es obligatorio estar vacunado para poder entrar, pero el sistema profiláctico se recomienda en lugares de riesgo y si visitas un lugar de riesgo durante un tiempo prolongado.

Si nos hemos hecho una herida por la mordedura de un animal, lavarla bien y aplicarse una vacuna. John Leach

Es una vacuna intramuscular que consta de tres dosis. Y para personas contagiadas que no se hayan vacunado antes se aplicarán 5 dosis de la vacuna una vez infectados. Es normal sentir un poco de dolor en la zona de la inyección y es posible tener pequeños dolores de cabeza.

Si eres mordido por un perro y te infectas con la rabia, avisa a las autoridades para que detecten al animal para evitar más casos. La rabia en los perros se detecta por el comportamiento anormal del animal. Si le conocemos de antemano al animal podría darnos una pista que un perro dócil se vuelva agresivo, o que un perro agresivo se vuelva triste y manso. El animal está inquieta y apenas descansa, tiene alucinaciones como morder moscas imaginarias y babea mucho. Cualquier animal detectado con esta enfermedad deberá ser sacrificado.

En el continente asiático es donde se da el 95% de los casos de rabia en todo el mundo.

La rabia ha sido desde hace muchos siglos una de las enfermedades más temidas. En el siglo XIX creó el pánico en Europa, ya que era una enfermedad que se contagiaba muy fácil y no tenía cura. Llegó a cobrarse millones de vidas humanas y todavía está presente en bastantes lugares de la tierra.

Otros artículos de interés …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *