DHARMA EN LAS RELIGIONES

Religiones en India

Dharma es una palabra sánscrita que significa «Ley natural» o «realidad», llegando a traducirse en el ámbito espiritual como «virtud, moralidad, religión o mérito religioso». Se utiliza en casi todas las doctrinas y religiones de origen védico como el hinduismo, budismo, jainismo o sijismo. En cada una de las tradiciones de dice que si se vive en concordancia con el dharma se llegará más fácil a la liberación personal o al nirvana. También se suele utilizar la palabra dharma para hacer referencia a las enseñanzas y doctrinas de los fundadores de esas doctrinas o religiones.

En la filosofía india dharma se presenta como un concepto que es usado para explicar «la gran verdad», o la última realidad del universo.

A menudo se hace mención a aquello totalmente contrario al dharma. Se trata del adharma, es decir aquello no natural e inmoral.

EL DHARMA EN EL HINDUISMO

En el hinduismo, dentro de la ley universal de la naturaleza, es la ley que se encuentra en cada individuo así como en todo el universo. A nivel cósmico esta ley se concibe manifestada por movimientos cíclicos y regulares, es por ello que se simboliza el dharma como una rueda (chakra) que gira sobre si mismo. Este símbolo es el que se encuentra en la bandera de la india.

A nivel individual el dharma supone el deber ético y religioso de cada uno, ese deber que tiene asignado por su determinada situación de nacimiento.

El poder reinante en la naturaleza que mantiene todo equilibrado se ha convertido en la idea precursora del dharma, como algo que puede verse también en las más antiguas oraciones védicas.

En el relato de la epopeya india el Mahabharata, a veces aparece la figura de Dharma como un Dios el cual se reencarnó en un hombre, el primer rey de la India Yudhisthira, que con sus cuatro hermanos, los Pandavas, unificaron toda la India. Ya con edad avanzada se retiró, y vivió en las ciudades indias para meditar y encontrar el camino para superar el ciclo de las reencarnaciones (esto es algo que se hacía mucho en la antigüeadad). Pero no murió, ya que fue llevado en cuerpo y alma al cielo de Indra, el jefe de todos los dioses, donde todavía sigue.

EL DHARMA EN EL BUDISMO

En el budismo el dharma se entiende como doctrina y para su mejor comprensión se dividió en las llamadas Tripitaka:

  Sutras. Enseñanzas del Buda Siddharta Gautama

  Vinayas. Reglas monásticas proporcionadas por Buda.

  Abhidharma. Comentarios y discusiones sobre los subras y vinayas por los sabios de periodos posteriores.

Se dice que el dharma es uno de las llamadas tres joyas o tesoros del budismo junto con Buda y Shanga, y es una de las palabras más frecuentes entre los budistas ya que constituye uno de los principales elementos de la llamada «fórmula del triple refugio»:

En el shanga (comunidad) me refugio 
en el dharma (doctrina) me refugio 
en el Buda me refugio 
y por ellos actúo.

En las enseñanzas de Buda se encuentras seis cualidades supremas:

  Svakkhato (Pali). El dharma no es una filosofía especulativa, sino que es una ley universal encontrada a través del progreso personal. Por lo tanto es excelente al principio (principios morales), excelente en la mitad (concentración) y excelente al final (sabiduría).

  Samditthiko (Pali). El dharma se prueba con la práctica y se conoce a través de experiencias directas.

  Akaliko (Pali). El dharma es capaz de conceder la eternidad y conceder resultados inmediatos aquí y ahora, por lo que no hay necesidad de esperar por el futuro o por la siguiente existencia.

  Ehipassiko (Pali). El dharma da la bienvenida a todos aquellos que se pongan a prueba y experimenten por ellos mismos.

  Opaneyiko (Pali). El dharma merece ser algo que debemos seguir como parte de nuestra propia vida.

  Paccattam veditabblo viññunhi (Pali). El dharma debe ser perfectamente entendida por la noble disciplina (Pali) la cual ha madurado y progresado profundamente en la sabiduría suprema.

Conociendo estos atributos, los budistas sostienen que se alcanzará la gran paz y la felicidad mediante la práctica del dharma. Cada persona es completamente responsable de la dedicación al dharma y a su compromiso.

EL DHARMA EN EL JAINISMO

En el jainismo dharma se entiendo como «movimiento» de la sustancia universal.

La rueda del dharma que se encuentra en la bandera de la India es conocida oficialmente como chakra de Ashoka.

El dharma es lo natural. La naturaleza del alma es ser libre, es por ello que el alma va más allá del significado mundano. Mientras que la naturaleza del cuerpo es buscar su preservación y dedicarse a los placeres.

 

EL DHARMA EN EL SIJISMO

Para los sijs la palabra dharma significa «el camino hacia la virtud y la rectitud». ¿Cuál es el camino hacia esa virtud? Esta es una cuestión que las escrituras de los sijs intentan buscar respuesta. Las principales escrituras de los sijs se llama Guru Granth Sahib (SGGS). Se la considera más que el libro sagrado de los sijs ya que es tratada como la vida del Gurú. Contiene 1430 páginas donde aparecen palabras dichas por los gurús así como de otros santos de otras religiones como el hinduismo o el Islam.

El dharma sij es una clara religión revelada a través de las enseñanzas de los diez Gurus las cuales son aceptadas por sus seguidores de una forma muy espiritual. Los Gurús son considerados «la luz divina» y ellos han transmitido al mundo el Gurbani (las palabras de Dios).

Dios difunde su creación y es omnipresente, pero no puede encarnarse. La principal creencia sij radica en las obras y acciones de cada uno más que en etiquetas religiosas, rituales o en apariencias externas o signos.

El principal objetivo en la vida de un sij es buscar la unión con Dios, o sea la búsqueda de la liberación del ciclo de nacimientos y muertes (ciclo de la reencarnación) la cual está impuesta por los pensamientos y las obras en la vida de cada persona. La liberación puede ser alcanzada mediante la meditación en Dios, llegando una vida sincera y compartiéndola en el contexto de una vida familiar mediante la gracia divina.

Otro importante aspecto en la vida de los sijs incluye la dedicación al servicio de la creación de Dios, donde se enfatizan los trabajos manuales, el compromiso por la buena voluntad hacia otras religiones así como a sus seguidores, defender la justicia y ayudar a los oprimidos. En contraste con otras muchas creencias, los sijs creen que cuando se intenta alcanzar la justicia y no se consigue es lícito como último recurso empuñar la espada.

Otros artículos de interés …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *