Hinduismo en India

Religiones

El hinduismo es la religión mayoritaria de la India y original de este país, siendo 1000 millones de personas quienes la practican. Después del cristianismo y del Islam, el hinduismo es la tercera religión con más adeptos del mundo. A diferencia de las anteriores esta religión no tiene un fundador a quien dar culto, ni tampoco una jerarquía eclesiástica.

Además para ser hinduista has de nacer hinduista. No hay posibilidad de convertirte a esta religión si así lo deseas, tal y como ocurre en el islamismo o en el cristianismo.

Es una religión con creencias a veces extrañas y muy diferentes entre ellas, aunque a pesar de ello todos los creyentes creen en la palabra sagrada Om. Está basada en mitos protagonizados por muchos dioses.

Entre las diferencias está por ejemplo la que existe entre una parte de la India donde la religión está basada en muchos dioses (religión politeísta), y otra parte de la India donde a pesar de la existencia de todos esos dioses consideran al dios supremo a Brahma, es la variante conocida como brahmanismo (religión monoteísta).

Son tan grandes los contrastes de esta religión que dos hinduistas pueden desde venerar a dioses totalmente diferentes hasta venerar espíritus, árboles e incluso animales.

Lo cierto es que hay unas 300 millones de deidades en el hinduismo pero los hinduistas dicen que eso no importa ya que detrás de todos esos dioses el espíritu es el mismo.

Los dioses que más destacan son Brahma (creador del mundo), Vishnú (conservador) y Shiva (destructor), este último es el dios de la destrucción ya que los hinduistas creen que todo lo que ha sido creado ha de ser destruido y así poder volver a crearse otra vez. El dios favorito suele ser Ganesh, el dios elefante, ya que es como un talismán y suele encontrarse su imagen por todas partes. Se supone que destruye todos aquellos obstáculos que encontramos dentro de nosotros mismos.

Lo cierto es que no existe una filosofía única que sea la base de toda la población hindú. Tampoco tiene esta religión un fundador a quien venerar ni ningún libro sagrado. Los hinduistas se guían por la doctrina recogida en cuatro libros, los Vedas. Consideran textos sagrados el Ring Veda, el Upanishads y el Bhagwad Gita. Los cuatro Vedas provienen de antiguos ritos de fertilidad que practicaban los dravidianos y la adoración de la naturaleza por los arios.

Hay muchos elementos sagrados en el hinduismo. El río Ganges es sagrado y los hinduistas se acercan a Benarés en peregrinación bañándose en el río Ganges para purificarse y arrojando las cenizas de los muertos al río. Hay animales como la vaca, la serpiente, o el caballo que son sagrados también. La vaca, por ejemplo, representa el principio sagrado de la maternidad además de ser un símbolo de caridad y generosidad por la forma como distribuye su leche. Los hinduistas respetan muchos a los animales. Hay algunos grupos que incluso tienen prohibido matar a ningún animal y es por ello que hay un predominio de vegetarianismo en el país.

Lo más característico del hinduismo es la creencia en la existencia de la reencarnación y la trasmigración de las almas. Según como haya sido tu karma, la manera de actuar en esta vida o en vidas pasadas, podrás reencarnarte en un humano más dichoso o incluso en un animal si tu karma es negativo.

Te reencarnarás todas las veces que haga falta hasta que se reparen los errores de vidas anteriores. Cuando se alcance la perfección el alma por fin se reunirá con Brahma. Incluso los dioses se vuelven a reencarnar, por ejemplo se supone que Vishnu se ha reencarnado en muchas ocasiones para salvar al mundo de fuerzas malignas. Se dice también que el príncipe guerrero Rama y el dios Krishna han sido encarnaciones de Vishnu. 

La mitología hinduista esta repleta de historias y leyendas de héroes como el Mahabharata y el Ramayana, siendo historias que han pasado de forma oral de una generación a otra, y se consideran las epopeyas religiosas más grandes del mundo. Se han transmitido gracias a las ferias y festivales donde se ofrecen y se recuerdan. Rama es el héroe del Ramayana, y representa el honor, el coraje y la virilidad. Su perfecta y adorada esposa Sita fue secuestrada por Rayana, el rey de Lanka, siendo rescatada después de muchas penurias por el propio Rama con ayuda de su hermano y un amigo.

Conjunto de templos hindúes en Mamallapuram, en el sur de India

El Mahabharata consta de unos versos conmovedores que cuentan la lucha dinástica de primos, entre los Pandavas y los Kauravas. Es una epopeya donde el dios Krishna juega un papel muy importante ya que aconseja a uno de los Padavas en el difícil momento de decidir dar muerte o no a su primo. Mediante los versos se observa la sabia filosofía de Krishna, la cual ha sido incluída en el Bhagawad Gita.

Templo hindú dedicado al Krishna en Hampi, India

Existen numerosos festivales religiosos como el Holi (festival de colores), el Dipawali (festival de luces), el Ramanavami (aniversario del nacimiento del dios Rama), el Shivratri (dedicado a Shiva). El rezo se realiza en templos y en alguno de ellos sólo está permitida la entrada a los hinduistas.

La religión hinduista divide la sociedad en cuatro castas y cada persona pertenece a una o a otra de nacimiento, siendo imposible ascender a una casta superior. Cada casta tiene pequeñas divisiones. Las castas serían: los sacerdotes (brahmanes), los nobles y guerreros (kshatriya), los burgueses (vaisya) y por último los artesanos (sudra). Se dice que cada casta proviene de una parte del cuerpo del dios Brahma. Los sacerdotes por ejemplo, la casta más importante, provienen de la cabeza de Brahma. Existe un grupo de personas que no pertenecen a ninguna de estas castas, no provienen de ninguna parte del cuerpo de Brahma, y se llaman parias o intocables, siendo discriminados durante siglos. El matrimonio sólo esta permitido entre personas de la misma casta. Lo cierto es que este sistema de castas está prohibido en la India desde 1947, sobre todo por la discriminación que se hace a los parias, pero se sigue practicándose en muchos lugares de este país.

Hay que decir que últimamente han surgido organizaciones fanáticas del hinduismo, y han creado entre todas ellas el grupo político BJP-Bharatiya Janata Party (partido popular indio) el cual ha sido muy votado y tiene un poder considerable ya que llegó al poder en coalición en las elecciones de 1999. Ha implantado un nuevo código civil y unas normas más prácticas en la convivencia religiosa. Pero organizaciones muy radicales dentro de la BJP persiguen a otras comunidades religiosas como la cristiana, diciendo que lo hacen para conseguir una purificación religiosa del país. Parece ser que esto es lo que les ha restado votos, perdiendo popularidad del electorado, el cual que no ve con buenos ojos esta conducta.

Dentro del hinduismo son muy conocidos los sadhus. Un sadhu es un monje, un asceta hindú. Se dice que dentro de la vida de un hindú, ser sadhu estaría en la cuarta fase dentro de esa vida, después de estudiar, ser padre y peregrino. Un sadhu renuncia a todos los vínculos que lo unen con lo terrenal y material, y busca los verdaderos valores de la vida. Aunque algunos sadhus viven en medio de la sociedad, intentan evitar todo lo terrenal. Evitan ataduras materiales y sexuales.

Otros sadhus, la mayoría, viven en cuevas, bosques y templos alrededor de toda la India. Mucho de su tiempo es dedicado a la meditación, y realizan fiestas entre ellos, como en el Kumba-Mela.

Se mantienen con los alimentos que les dan la gente, y su sistema de valores es apreciado en toda la India. De hecho se respeta y se venera a los casi 5 millones de sadhus que hay actualmente en el país.

Otros artículos de interés …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *