MAIA

La madre de Buda

Dos imágenes de Maia

Maia dando a luz a Buda, y escultura de Maia

El significado de Maia en el hinduismo es Ilusión, irrealidad, estar inmersos en el sueño de la dualidad. La mitología griega también nos habla de Maya. Y nos dice que era la hija mayor, la más bella y tímida de las Pléyades, que con Zeus engendró al dios Hermes. Y la mitología romana nos cuenta que Maya era la diosa de la primavera, y se cree que por eso el mes de mayo se llama así. Pero ahora vamos a hablar un poco de Maia, la madre de Buda.

Maia era hija de la reina Sulakkhana y del gobernante Añjana del clan o dinastía Koliyan. Tenían como centro la población de Devadaha, donde nació Maia. En esa época, y bastante cerca de ellos, había otro clan, el clan de los Shakyan. Bueno pues, la familia de los Koliya y la familia de los Shakya se casaban entre sí. Estaban orgullosos de la pureza de su sangre real.

BUDISMO

Ruta budista por India

Jiddu Krishnamurti

Maia se casó con Suddhodana, que era el gobernante del clan Shakya en aquel entonces, y vivía en Kapilavastu. Suddhodana era sobrino de la madre de Maia, de Sulakkhana. Por lo que Maia y Suddhodana eran primos. Y posteriormente, Yashodhara que era la nieta de Añjana y Sulakkhana se convirtiría en la mujer del príncipe Sakya Siddhartha Gautama. Bueno, o sea, la sobrina de Maia se casaría con su hijo Siddhartha. Así lo hacían en aquella época.

Entonces Maia se casa con el rey Suddhodana que gobernaba su reino desde Kapilavastu. Se dice que durante veinte años este matrimonio no tuvo hijos. Los textos budistas cuentan que, una noche de luna llena (curiosamente todo ocurren en noches de luna llena), mientras Maia dormía en el palacio, unos devas, unos dioses aparecieron en sus sueños y le llevaron al lago Anotatta. Los budistas creen que este lago es el actual lago sagrado Mansarovar, un lago donde de vez en cuando los dioses bajan a bañarse. Cuando Maia llegó allí apareció un elefante blanco que tenía una flor de loto blanca en su trompa, y se introdujo en su vientre. Según la tradición budista, Buda se encontraba en el cielo Tushita. Este cielo es donde viven algunos dioses y aquellas almas que están destinadas a llegar a la iluminación, que les queda poco y tienen que reencarnarse para poder lograrlo. Así que se dice que Buda tomó forma de elefante blanco para renacer en la Tierra por última vez.

Restos de Lumbini

Restos en Lumbini, lugar donde nació Buda – Nepal

Cuando la reina Maia despertó de ese sueño se dio cuenta que estaba embarazada. Era costumbre en aquella época que la mujer diera a luz en el hogar de su padre, por ello viajó a Devadaha. El parto se adelantó. Cuando se encontraba de camino decidió parar en Lumbini para dar un paseo por un bonito bosque, y allí nació Siddhartha Gautama. Esto ocurrió un año fue alrededor del siglo VI a.C.

La mayor parte de la literatura budista afirma que Maia murió 7 días después de nacer Buda. Después de la muerte de Maia, su hermana Prajapati, se casa con Suddhodana y se encarga del cuidado de Siddartha. Muchos años después, cuando Suddhodana murió, Prajapati viajó hasta encontrar a Buda. Cuando lo encontró le pidió que permitiera a las mujeres entrar en la comunidad de los monjes. Buda, después de muchas negativas y la insistencia de Prajapati, finalmente accedió, y permitió a las mujeres entrar en la comunidad. Los monjes masculinos se conocen como bhikkus, y las monjas budistas bhikkunis.

Sueño de Maia

Con el sueño de Maia con un elefante concibe a Buda

Cuando Maia murió fue al cielo Tushita, que es el cielo de donde venía Buda. Lo cierto es que se sabe poco y hay poca literatura sobre la vida de Maia, de la madre de Buda. Al igual que se sabe poco sobre la vida de su esposa Yashodhara. Esto es lo que ha provocado ciertas críticas hacia el budismo, considerando que este sistema filosófico o religión tiene cierta tendencia misógina. Pero si se indaga dentro de sus antiguos escritos, se puede ver que Maia sigue estando presente después de su muerte en la Tierra. El amor que siente por su hijo está plasmado en ciertos escritos, y ello nos hace reflexionar sobre el amor atemporal. Cuentan que muchas veces, Maia bajaba a la Tierra para dar consejos a su hijo. Cuando Buda se iluminó era él, el propio Buda, quien entraba en contacto con su madre para trasmitirle sus enseñanzas. Maia está presenta cuando Buda está muriendo y le canta durante sus últimos minutos de vida en este mundo.

Buda honró, veneró y amo a su madre Maia, al igual que amo a su esposa Yashodhara. No puede ser de otra manera. Hay quien afirma que hablar de este tipo de aspectos en la vida de Buda, hablar de su madre es irrelevante, que no tiene importancia, y que lo único importante es entender sus enseñanzas, el dharma. Pero todo forma parte del corazón que hay en el camino de Buda.

En el sutra budista Lalitavistara Sutra se menciona a Maia como una hermosa mujer, y se dice:

Su belleza brilla como una pepita de oro puro.

Tiene rizos perfumados como la gran abeja negra.

Ojos como pétalos de loto, dientes como estrellas del cielo.

Imágenes usadas en video y articulo bajo la licencia de CC de Sailko, DiverDave, Biswarup Ganguly, Moumine, Prateek, Photo Dharma, Anandajoti, Tttrung, Beglar, Man Bartlett, onwardtibet.org y Gakuro.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Libros sobre India que puedes encontrar en Amazon ...