AKAL PARQUE DE FÓSILES

Cerca de  JAISALMER

Portada Akal Fósiles

El Parque de Fósiles Akal (Akal Wood Fossil Park) se encuentra muy cerca de Jaisalmer, a unos 18 kilómetros, en la pequeña localidad de Akal, en el desierto Thar. Es fácil llegar hasta aquí en Rickshaw o en taxi desde Jaisalmer.

En el parque Akal se han encontrado numerosos fósiles y huellas de pterosaurios, los supuestos primeros vertebrados en poder volar y conquistar el aire. Aunque lo que más sorprende es la cantidad de grandes troncos petrificados de árboles fosilizados y las conchas marinas. Hay árboles petrificados de más 10 metros de largo.

El parque de fósiles Akal está abierto de 9 de la mañana a 6 de la tarde y se cobra una pequeña entrada. Se puede visitar un pequeño museo de dos cabañas cerca de la entrada que muestra fotografías de fósiles acompañadas con breves descripciones. Este es un buen lugar para explorar la época prehistórica de la zona.

Las maderas petrificadas nos indican la existencia de exuberantes bosques en un clima tropical cálido y húmedo que podrían datar de hace unos 180 millones de años.

Además la existencia de fósiles de conchas marinas gasterópodos nos sugieren que la región estuvo en algún momento de su pasado cubierto por el mar.

Los fósiles de madera han demostrado que la zona ha estado bajo el mar en cuatro ocasiones diferentes.

Se supone que ocurrieron diferentes actividades geológicas en el lugar donde los troncos petrificados estaban enterrados, ya que algo hizo que estos fósiles subieran a la superficie.

Hubo una época que el clima en Akal no era árido como en la actualidad, sino que tenía un clima cálido y húmedo. Aquí se podía ver un bosque exuberante con árboles enormes. En aquella época los continentes no estaban como los conocemos hoy en día, ya que había una única masa de tierra conocida como Pangea, la cual comenzaba a resquebrajarse poco a poco. Cuando eso ocurrió el mar penetró por esas grietas enormes y sumergió grandes extensiones de tierra. Y eso es lo que ocurrió en Akal. En agua del mar entró con grandes cantidades de barro y arena que hizo que todo el bosque se enterrara. La presión de todo ese barro hizo que la madera de los árboles se petrificara, y la materia orgánica se convirtiera en mineral.

La mejor época para visitar el parque de Akial es en invierno, de noviembre a marzo, ya que la temperatura es más agradable que en verano. El parque de fósiles Akal es un lugar poco frecuentado por los turistas, y quienes se acercan suelen ser aquellos interesados en la prehistória y geología. 

Se dice que este parque sería más interesante si mostrara todos los fósiles que se han encontrado en la zona. Muchos de esos fósiles están en manos privadas, o se muestran en otros museos. También sería interesante que hubiera guías que comentaran lo expuesto en el parque.

Youtube   Facebook          Español Inglés


Booking.com

Otros artículos de interés ...