PARQUE NACIONAL DEL DESIERTO

Cerca de JAISALMER

Portada Parque del Desierto

En el desierto Thar, conocido también como el “oceano de arena”, se encuentra el Parque Nacional del Desierto, a unos 40 kilómetros de Jaisalmer y muy cerca de la frontera con Pakistán. Es uno de los parques nacionales más grandes de la India ya que cubre una extensión de más de 3.000 kilómetros cuadrados. Alrededor del 20% de todo el parque está cubierto por dunas de arena. El resto lo componen rocas escarpadas, fondos de lagos y areas con algo de vegetación. Este parque nacional del Desierto es un buen ejemplo del ecosistema que existe en el desierto del Thar.

Se puede pensar que en el desierto apenas se puede apreciar la vida animal, pero lo cierto es que es fácil ver abundante vida animal y vegetal. Esta zona de Rajastán es un refugio para muchas aves migratorias y otras que residen aquí todo el año. Es posible ver aguilas, buitres, perdices, alondras o halcones, entre otras aves. Cerca de pequeños estanques suelen aparecer los urugallos. Es posible ver ciervos, y algunos zorros, gatos del desierto, y por supuesto reptiles. Una de las mayores atracciones, sobre todo para los amantes de las aves, son las avutardas indias, una especie en peligro de extinción. Para ello siempre se aconseja llevar unos buenos prismáticos.

En este Parque Nacional del Desierto conservan una colección de numerosos fósiles de animales y plantas, además de fósiles de dinosaurios encontrados en la zona.

Una de las excursiones, que las agencias venden como “esto no te lo puedes perder”, es la visita a las dunas de Sam (Sam Sand Dunes). Cerca de estas dunas hay campamentos que varían desde lo más básico hasta campamentos de lujo. Las famosas Dunas se encuentran fuera del Parque Nacional del Desierto, muy cerca de sus límites. Se suelen programar excursiones en jeep con paseos en camello por la zona, además de cenas en jaimas con espectáculos de danzas tradicionales.

Son las típicas excursiones turísticas que se hacen también en otros muchos desiertos de otras partes del mundo. Se llega hasta la zona en un vehículo, después se hace un recorrido en camello de más o menos una hora de duración, y tras la puesta de sol se ofrece una cena con comida típica acompañada de alguna actuación. Se trata de una bonita excursión aunque hay quien opina que a veces hay mucha aglomeración de gente en un lugar donde esperas que haya tranquilidad y silencio. Siempre es posible alejarse un poco de la gente y sacar extraordinarias fotos en alguna duna cercana. Acuérdate de llevar ropa de abrigo porque al anochecer las temperaturas bajan mucho.

Uno de los momentos más bonitos del Parque Nacional del Desierto es durante el atardecer con los reflejos de la puesta de sol sobre las dunas del desierto. Se aconseja sentarse en lo alto de alguna duna y disfrutar del espectáculo. Dormir una noche aquí es toda una experiencia, sobre todo porque disfrutas de un cielo limpio donde puede apreciar miles de estrellas. No hay que olvidarse del maravilloso amanecer en el desierto, así que si tu excursión incluye dormir en una jaima se recomienda activar el despertador y vivir esa experiencia.

La época más conveniente para visitar el Parque Nacional del Desierto es en invierno entre los meses de noviembre y enero. En otoño, y después de los monzones, la zona está bastante verde. La entrada al parque cuesta 160 rupias para los extranjeros (año 2018).

A diferencia de otros desiertos, esta zona está relativamente poblada con pequeños núcleos urbanos, y dispone de cierta infraestructura de carreteras que lo cruzan de parte a parte.

Youtube   Facebook          Español Inglés


Booking.com

Otros artículos de interés ...