Chai Masala

Preparando chai

Bebida Chai en la India, imágenes de Bharatkicitizen, Pratheepps y Arne Hückelheim

Chai, chai, todos los que han viajado a la India, y sobre todo que han usado el transporte público han escuchado esta palabra. La dicen los chaiwalas. Ellos son los que lo hacen y lo venden por las calles.

El Chai masala es originario de la India, pero ya se ha hecho muy popular en todo el mundo. Hoy en día puedes encontrarlo en supermercados cuya mezcla se ofrece en bolsitas de té para infusión o en mezclas instantáneas en polvo.

Chaiwala con chais

Chaiwala ofreciendo su bebida en Kolkata, Goutam Roy

Ruta budista por India

Jiddu Krishnamurti

Las plantas de té crecían de manera silvestre en la región India de Assam desde la antigüedad, y se usaban como medicina. Tal y como aparece en textos ayurvédicos antiguos, esas hojas de té se mezclaban con ciertas especias para fines médicos, y de ahí viene el masala chai que conocemos hoy en día. Así que desde tiempos antiguos es considerado muy saludable.

Chai proviene de la palabra china cha, que significa té. Y en la India chai también significa té, pero cuando lo pronunciamos en realidad nos estamos refiriendo al masala chai.

Así que Masala Chai es un té negro pero mezclado con varias especias y leche que se hierve. Tradicionalmente se prepara con té negro, cardamomo verde, rama de canela, clavo molido, jengibre y pimienta negra. Y claro cada chaiwala tiene su propia receta, y su propia combinación de especias. También puede variar según el clima o la región donde se haga. En Cachemira por ejemplo se utiliza té verde en vez de té negro y usan almendras o azafrán en su mezcla. Incluso hay lugares donde agregan una pizca de sal.

Algo común en todos los chais es el té, la leche, el azúcar, el cardamomo, la pimienta negra y el jengibre.

Como preparar el chai masala

Para preparar el chai vamos a dejar reposar el té negro en el agua caliente y así extraer su intenso sabor. Tradicionalmente el chai se hace con leche de búfala, búfala de agua, pero bueno se pueden usar otras leches. Y la proporción es una parte de leche por dos o tres partes de agua. Esta mezcla, con sus ingredientes, se caliente hasta que hierva. Hay quienes usan leche condensada, y a aquellos que no les guste la leche, lo toman sólo con agua. La mezcla se cuela y se sirve. Y el azúcar suele ser a gusto del consumidor.

Esta es una manera de hacer el chai, pero cualquiera es válida. Hay quienes mezclan todos los ingredientes al principio, y lo hierven todo junto. Eso si, se aconseja no echar la leche desde el principio porque podría coagularse, así que hay que esperar al menos medio minuto que el té se haga y luego añadirla. Hay quienes lo calientan muy rápido y lo sirven enseguida. Y hay quienes lo hacen a fuego lento, van añadiendo los ingredientes poco a poco, e incluso lo dejan reposar después de retirarlo del fuego. Aunque no hay que hervirlo durante mucho tiempo porque podría resultar algo amargo.

Así que, como veis, es muy sencillo. Descubre cual es la combinación de especias que más te gusta y haz tu propio masala chai.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Libros sobre India que puedes encontrar en Amazon ...