SITAR
Instrumento típico hindú

Personas tocando el Sitar

El sitar es originario de la India, y su sonido siempre nos recuerda a este país. La resonancia del sitar tiene parecido a la guitarra, el laúd y el banjo, aunque el mástil es bastante más grande.

En sánscrito la palabra “si” significa siete y “tar” significa cuerda, así pues podemos deducir que el sitar tiene siete cuerdas. Lo cierto es que existe el sitar de seis cuerdas, pero no normal es que tenga siete. Es muy probable que el nombre de guitarra provenga del norte de la India con la palabra “tar” que significa cuerda. Muchos afirman que los gitanos viajaron desde la India, y los que llegaron a España llevaron una guitarra, o algo parecido, y es lo que hoy en día conocemos como guitarra flamenca. De hecho, cuando escuchas composiciones indias y composiciones flamencas te das cuenta que en el pasado hubo algún tipo de unión.

En la música india se usa mucho lo que se conoce como ragas. Los ragas son ciertos modos o esquemas melódicos que se usan en las canciones indias, y son muy apropiadas para la improvisación.

El sitar tiene mucha importancia cuando se cantan los himnos sagrados conocidos como Samavedas. Estos textos sagrados están dedicados a ciertos dioses, y cuentan historias epico-religiosas.

FORMA DEL SITAR

Para la construcción del sitar se usan maderas duras. En el pasado su caja de resonancia se hacía con una calabaza, aunque en la actualidad se usan otros materiales. Algo muy característico del sitar es su ancho mástil, el cual tiene entre 16 y 20 trastes móviles hechos de latón. Moviendo estos trastes se puede conseguir diferentes afinaciones.

Algunas de las siete cuerdas principales se usan para conseguir la melodía, y las otras se usan para conseguir cierto ritmo. Estas siete cuerdas están apoyadas en los trastes curvos y elevados. Y debajo de estas siete cuerdas hay otras, entre 11 y 19 cuerdas, que en ocasiones se tocan con el dedo meñique. Pero en realidad estas cuerdas secundarias se usan para que vibren por simpatía, o sea por resonancia. El sonido conseguido por simpatía se da cuando un objeto, en este caso estas cuerdas secundarias, vibran cuando hay un sonido determinado, en este caso el obtenido por las cuerdas principales. Y el sonido que se consigue con este hecho aporta ese sonido característico de la música india.

En la iconografía hindú podemos ver a Saraswati, la diosa de las artes y el conocimiento, con un instrumento de música que se parece al sitar. En realidad en un vina, no un sitar, que es algo más pequeño pero muy importante también dentro de la cultura hindú.

Trastes de un sitar

Trastes del mástil del Sitar, Paulo Sousa

Ravi Shankar

Ravi Shankar con su sitar

Anoushka Shankar

Anoushka Shankar, Harald Krichel

RAVI SHANKAR

La músico y compositor Ravi Shankar es una de las figuras más destacadas relacionadas con el sitar. Sus obras llegaron a Occidente y a finales de la década de 1950 el sitar era conocido mundialmente. Grupos de música muy conocidos como The Beatles, The Doors, The Rolling Stones o Metálica introdujeron el sitar en alguna de sus obras, y era un instrumento que les acompañó en alguno de sus conciertos.

George Harrison, uno de los integrantes del grupo The Beatles, aprendió a tocar el sitar directamente con Ravi Shankar, fue su alumno. A partir de este hecho muchas personas de Occidente conocieron el sitar. Para poder usarlo de una manera más práctica se comenzó a construir el sitar eléctrico, que aunque es bastante diferente en forma al sitar original, lo cierto es que consiguieron un sonido bastante parecido.

Ravi Shankar nos ha dejado un legado muy importante, además de dos hijas que se dedican a la música y son conocidas mundialmente. Una de ellas es la cantante estadounidense Nora Jones, quien toca varios instrumentos. Y la otra hija es Anoushka Shankar, quien toca el sitar como su padre. Actualmente es una de las sitaristas más conocidas a nivel mundial. Además es una persona que ofrece obras mostrando el rechazo a la violencia de género, así como el hostigamiento sexual que soportan muchas mujeres en todo el mundo. Es un gran deleite escuchar y ver tocar a esta gran sitarista.

Hay quienes afirman que el sonido que transmite el Sitar son realmente las cuerdas del corazón que vibran.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Libros sobre India que puedes encontrar en Amazon ...